Obra Social de la Iglesia católica: 1000 almuerzos Navideños

Prensa-Arquidiócesis de La Paz: La mañana de este miércoles 20 de Diciembre, en instalaciones del colegio San Calixto se llevó a cabo la Celebración Eucarística,  como signo de agradecimiento al Dios de la vida,  por brindar su providencia  y fidelidad a la gran obra de Dios.

Bajo el lema “AMAR Y SERVIR” la compañía de Jesús, a través del comedor preparó más de 1000 almuerzos a las personas de la tercera edad y hermanos  de bajos recursos económicos

La Santa Misa fue presidida por Mons. Percy Galván, arzobispo de la Arquidiócesis de La Paz, junto a los obispos auxiliares, Mons. Basilio Mamani y Luis Durán, el P. Bernardo Mercado (Provincial de la Compañía de Jesús en Bolivia) y el Hermano Carlos Robledo.

El Comedor San Calixto,  es fundado por el Hno. Joaquín Salvado (Jesuita) el 31 de julio del año 1983, en homenaje a San Ignacio de Loyola, fundador de la Compañía de Jesús, cuya fiesta se celebra el 31 de julio. El comedor Cumplió 40 años de servicio este año, y es apoyado por  voluntarios y  ex alumnos del Colegio, instituciones y diversos benefactores. Actualmente la administración y dirección es llevada  por la Sra. Mery Mendoza, una fiel Laica de nuestra Iglesia paceña.

En la homilía, Mons. Percy, desarrolló tres puntos:

Primero: El Niño Jesús, nos trae LA PAZ.

“Cada uno de nosotros debemos colaborar para que haya Paz, la tranquilidad, la relación de hermanos, la cooperación de personas. Esto es porque creemos en Dios, la Virgen María y en el nacimiento del Niño Jesús”.

Segundo: El Niño Jesús, nos trae COMPRENSIÓN.

“Cada uno de nosotros somos diferentes, en el físico, comportamiento y carácter. Por ello tenemos que sabernos aceptar, comprender, y saber reunirnos en ese amor, paz y  comprensión que nos trae el Niño Jesús”.

Tercero: El Niño Jesús, nos trae PERDÓN.

“Siempre nos hemos ofendido, a veces no nos hemos portado bien de la mejor forma y debemos saber reconciliar, sabernos perdonar, tenemos que sabernos abuenarnos. El niño Jesús representa esa unidad, esa reconciliación, ese perdón; todos somos hijos de un mismo Papá y de una sola Mamá”.

Al mismo tiempo el arzobispo exhorto: “Nadie tiene que salir de aquí con rencores; sino amándonos, besándonos, sin deseos de venganza”.

La Navidad nos trae un tiempo bello, ante nuestra realidad de penurias, nos trae alegría,  celebración y fiesta en el Niño Jesús.

“Entonces todos trabajemos en esta línea; no nos dejemos llevar por otros caminos que no sean la paciencia, la comprensión y sobre todo el perdón y la alegría de Dios”.

De esta manera concluye su reflexión  Monseñor, haciendo vivas:

¡Qué Viva el Niño Jesús!, ¡Qué Viva la Navidad!, ¡Qué Viva La Paz!

¡Un aplauso fuerte para el Niño Jesús!

Al finalizar la Celebración Monseñor saluda, agradece y felicita a los Padres Jesuitas, al P. Bernardo (Provincial) por esta grande obra en bien de los más necesitados, a las/los Voluntarios que hacen posible este Comedor, a las diversas instituciones que apoyan y de forma especial a los adultos mayores que vienen y confían en este Comedor, por su presencia, oración y amistad.

https://www.youtube.com/watch?v=LH6sfFSnoKc

¡Felices fiestas de Navidad!, que el Niño Jesús, nunca les haga faltar esta inocencia, ternura y pureza.