Desde la catedral Metropolitana Nuestra Señora de La Paz, el domingo 4 de febrero, se llevó a cabo la Celebración Eucaristía de “Acción de Gracias”, por la Promulgación de la Ley N°1538, que declara «Patrimonio Cultural Inmaterial de Bolivia a la tradicional Festividad y Procesión de Semana Santa de la ciudad de La Paz».

La eucaristía estuvo presidida por Mons. Percy Galván Flores, arzobispo de  La Paz, resaltando entre la feligresía, al alto mando Militar, cofradías y grupos pastorales entorno a la festividad de Semana Santa.

El Sr. Rudy Aponte, presidente de  caballeros del santo sepulcro de la parroquia Nuestra Señora de la  Meced  e impulsor de dicha ley, dio una breve explicación del cómo surge la iniciativa  de llevar la declaratoria de patrimonio cultural e inmaterial a la festividad de Semana Santa. “Desde el año 2009 y 2010 se dieron los primeros pasos para  gestionar la promulgación de la ley, junto con las tradiciones que son transmitidas de generación a generación;  la procesión  y las imágenes que son veneradas en la ciudad de La Paz. La misma tiene como punto de partida la parroquia  Nuestra Señora de la Merced” Explicó.

 Posteriormente  el 2019 se dan las gestiones ante el  legislativo y el 10 noviembre de 2023 el Estado Plurinacional de Bolivia, instruye por decreto supremo la Promulgación de la Ley N°1538, y declara patrimonio cultural e inmaterial de Bolivia a la festividad de Semana Santa como expresión espiritual y religiosa  que congrega a las prácticas religiosas y revaloriza las costumbres y tradiciones.

Aponte, indicó a la vez que esta declaratoria tendrá diversos beneficios y establecerá un:

  • Circuito Histórico Patrimonial  
  • Creación de los nexos culturales y la aceptación y respeto de las tradiciones de la fe católica
  • Mejorar la imagen urbana y puesta en valor de los sitios religiosos de La Paz.
  •  Atractivo cultural religioso 
  • Generará un movimiento económico

En su homilía el arzobispo exhortó:

A reflexionar  la sanación de parte de Jesús a disposición del servicio en la persona de la suegra de Pedro.

“Somos sanados por el Señor, somos curados por el Señor  y con nuestras dolencias y enfermedades físicas, entenderemos, el trabajo desde la fe y así se continuaremos la obra de Dios” Manifestó.

Esta sanación que hace el señor  tiene una segunda connotación, para que nosotros nos pongamos al servicio de los demás.

Galván, reflexionó sobre la figura de  la suegra de Pedro, que al sanar, inmediatamente se pone al servicio del Señor, porque cuando el Señor nos sana físicamente, también nos sana espiritualmente. Indicó.

Al mismo tiempo exhortó que trabajamos para  realizarnos como personas y eso nos pone  al servicio de Dios. “El trabajo nos dignifica como hijos de Dios”. “Todo trabajo es sacrificado y debemos agradecerlo. El trabajo es sacrificado y exige entrega”

Al finalizar, el arzobispo indico tres características del trabajo:

 1° característica: El  Trabajo es PERMANENTE, el servicio debe ser constante y debe mantener equilibrio, responsabilidad y servicial

2° característica: El trabajo de Jesús es GRATUITO, donado y es el ejemplo que debo tener para  realizar un servicio en nuestra Iglesia Paceña.

3 Característica: Un trabajo hecho con PASION, con ganas de dar lo mejor de uno mismo.