Santuario de Schoenstatt

¿Qué es Schoenstatt? Schoenstatt es un movimiento apostólico de renovación, nacido en el seno de la Iglesia Católica. Busca despertar en sus miembros el impulso apostólico y educarlos para el compromiso en su medio y allí donde le sea posible actuar como fermento en la masa. Su centro espiritual es el Santuario de Schoenstatt, donde María se muestra de modo especial como Madre y Educadora que da luz a Cristo en nosotros, conformándonos según su imagen. La misión del movimiento de Schoenstatt es ser una célula viva de la Iglesia, según las exigencias del tiempo; como tal, quiere encarnar las fuerzas originales del cristianismo en forma adaptada a los nuevos tiempos, creando un nuevo tipo de comunidad en base a hombres nuevos. El fundador de Schoenstatt, Padre José Kentenich sostenía que “el hombre nuevo es la personalidad autónoma, de una gran interioridad, con una voluntad y disposición permanente a auto decidir, responsable ante su propia conciencia e interiormente libre, que se aleja tanto de una rígida esclavitud a las formas, como de una arbitrariedad que no conoce normas”.

¿Qué es el Santuario?

Es un lugar de gracias y encuentro con Dios, donde Él se acerca a las personas de una manera muy especial por intercesión de la Santísima Virgen. El Santuario de Schoenstatt no nació a partir de una intervención milagrosa, ni de apariciones, sino que busca ser un “taller” donde María quiere mostrarse como Madre y Educadora. Las tres gracias que caracterizan al Santuario de Schoenstatt son: la gracia del cobijamiento y arraigo en Dios, la gracia de la transformación interior y la gracia del envío apostólico. Actualmente existen más de 120 Santuarios alrededor del mundo, que son réplicas del Santuario original de Alemania. El Santuario “Tierra de Unidad” se encuentra en Achumani en la ciudad de La Paz, fue bendecido el 21 de noviembre de 1992, también tenemos el Santuario “Jenecherú, Fuego Vivo de Esperanza”, que se encuentra en la ciudad de Santa Cruz, bendecido el 4 de septiembre del 2021.

Quién es el Padre Kentenich?

El Padre José Kentenich es el fundador de la Familia de Schoenstatt. Nació en 1885 en Alemania y fue ordenado sacerdote en 1910. Dos años después, le fue encomendado el cargo de Director Espiritual de los alumnos del Seminario Menor de los Padres Palotinos. Como educador desarrolló una fecunda labor con ellos, que culminó con la fundación del Movimiento en 1914. A partir de allí consagró toda su vida a la Familia de Schoenstatt. Falleció en 1965, dejando como herencia una obra de dimensión universal. En su lápida recordatoria están grabadas las palabras que fueron expresión de su personalidad y contenido de su vida “Dilexit Ecclesiam”, amó a la Iglesia. Su proceso de beatificación fue iniciado oficialmente en 1975. .

En 1973 un joven universitario boliviano, Raúl Miranda, que estudiaba en Santiago de Chile, es invitado por miembros de la juventud de Schoenstatt de Bellavista – Chile, a participar de distintos encuentros y campamentos del movimiento. Posteriormente Dios y la Mater se manifestarían mediante un anhelo en esos corazones jóvenes: fundar el movimiento de Schoenstatt en Bolivia.  Esto desembocaría en un estrecho vínculo de acompañamiento espiritual y presencial por parte de sacerdotes y jóvenes chilenos del Santuario de Bellavista a los nacientes grupos de jóvenes de Schoenstatt en La Paz, Bolivia, dando paso a una primera etapa de fundación entre el año 1974 y 1978.

Fruto de esta iniciativa que logra conquistar corazones jóvenes bolivianos, el 1º de mayo del año 1974 se da paso a la construcción, conquista y entronización de la imagen de la Mater de Schoenstatt en la ermita de Achumani, lugar dónde se realizan los primeros encuentros de estos grupos de jóvenes, además este lugar sería escogido por la Mater para establecerse más adelante.  De esta forma la familia de Schoenstatt va creciendo de a poco, en cantidad y en espiritualidad. En el año 1977 este grupo de jóvenes conquista una cruz con la frase “Sin entrega no hay victoria”, haciendo referencia al compromiso y fidelidad que se necesita para que la Mater se establezca en esta tierra boliviana. En el año 1983, se corona a la Mater de esta ermita como Reina de la Unidad, Reina de la Radicalidad y Reina de la Fidelidad, coronación que serviría como fuente de gracias para la construcción y bendición del Santuario de Schoenstatt en La Paz el 21 de noviembre de 1992, en el mismo terreno donde este grupo de jóvenes construyó la ermita.

Todos estos jóvenes realizaron un trabajo desinteresado y de mucho compromiso espiritual y físico, pues sin su fidelidad a la misión de construir hombres y mujeres nuevos, todo lo que se tiene en Schoenstatt La Paz no hubiera sido posible.

Durante todos los años previos a la bendición del Santuario de Achumani, existió mucho trabajo de oración y conquistas espirituales, también se pudo ver la obra de Dios y de la Virgen María en el servicio desinteresado de muchas personas, sacerdotes y religiosas, que apoyaron para que la Mater se establezca en este lugar de gracias espirituales.

La Familia de Schoenstatt se conforma de diferentes “ramas”, es decir, por secciones en las cuales, personas de diferentes estilos de vida, pertenecen y hacen suya la misión de Schoenstatt. En nuestras Ramas participa toda persona que anhele conocer más sobre su fe, su persona, su autoeducación.

Cada rama del Movimiento Apostólico de Schoenstatt abarca todas las esferas de vida de la persona. Y la Familia de Schoenstatt sabe y reconoce la importancia de vincularse unos con otros en un grupo de vida, así como todo lo que se puede hacer en cada rama, grupo, apostolado, etc.

Nuestro Rama de Familias de Schoenstatt tiene como misión el fortalecer, proteger y renovar la familia tomando como modelo la Sagrada Familia. Se basan en la pedagogía de vinculaciones que el Padre Kentenich puso como parte esencial de la Obra de Schoenstatt.

La vinculación con María en su Santuario es un vínculo vital para cada familia y matrimonio, ya que de ahí surgen corrientes de vida que vivifican y dan fuerza para caminar seguros y confiados ante las tormentas de los tiempos.

Las familias se reúnen en grupos de formación donde se tocan temas de interés y se trata de poner en práctica la pedagogía del Padre Fundador.

La Rama de Señoras del Movimiento Apostólico de Schoenstatt tienen como tarea y misión el ser “Custodias Vivas”, con ello se esfuerzan por ser – a imagen de María – aquellas que cuidan la vida de todos aquellos confiados a ella.

Se vinculan al Santuario de la Santísima Virgen de Schoenstatt y tienen un estilo de vida propio, en el cual tratan de impregnar la persona de María Santísima en sus propias vidas: como madres, señoras, esposas, hijas.

La Juventud Femenina de Schoenstatt es una de las ramas del Movimiento Apostólico de Schoenstatt a la cual pertenecen jóvenes y niñas. En el santuario encuentran su hogar y muchos experimentan ahí la fuerza del amor de la Santísima Virgen y un encuentro personal con el Dios de la vida. Como jóvenes quieren vivir su vida conociendo y comprometiéndose con los valores de la fe católica en medio de un mundo actual

La Rama de la Juventud Femenina de Schoenstatt tiene como meta la formación y la educación de la mujer – a imagen de la gran mujer que es María. Este estilo de auto-educación se lleva a cabo mediante ideales de santidad, de heroísmo que se inculcan en los jóvenes para que aprendan a ver su vida en una íntima relación con el Dios del amor

La Rama de Juventud Masculina tiene como tarea y misión el ser protectores y defensores del Reino de María. Ella es su espada y al mismo tiempo por quienes entregan su vida y su ser.

En sus grupos aprenden a ser “caballeros” de María y aspirar a la Santidad en su juventud. Su formación comienza con grupos de:

  • Cruzados
  • Pioneros
  • Universitarios

Como jóvenes, aprenden a escuchar a María, a tener ideales personales y en común, a aspirar a ser mejores estudiantes, amigos, personas, jóvenes.

Es una rama del Movimiento Apostólico de Schoenstatt al que pertenecen mujeres profesionales y solteras que anhelan vivir el ideal de la mujer en medio del ámbito laboral.

Como mujer Schoenstattiana, su labor se da en el centro de la vida cotidiana, en el ámbito del trabajo.

La Federación Apostólica de familias de Schoenstatt, es una comunidad familiar católica de matrimonios jefes, moderna, apostólicamente capacitada, con autonomía laical, dispuesta a participar con toda la Obra de Schoenstatt en la transformación mariana del mundo en Cristo.

La anima la convicción fundamental del Padre José Kentenich: sólo puede haber una sociedad sana sobre la base de matrimonios sólidos y familias sanas, alegres, abiertas al futuro y que afirman la vida. El centro de su misión es por eso la renovación de la familia para que su valor brille con mayor fuerza en la Iglesia y se restituya en la vida de la sociedad.

El perfil del matrimonio que se integra a la Federación, reúne ciertos rasgos que identifican a todos sus miembros, que deben existir al menos como predisposición en el inicio, para alcanzar su desarrollo pleno a través del proceso educativo y de maduración vital. Estos rasgos se resumen en cuatro capacidades básicas: aptitud comunitaria, disposición apostólica, aspiración a la santidad, equilibrio psíquico personal y matrimonial

Información de misas y actividades en el Santuario de Schoenstatt

  • Lunes
  • 21:00                     Rezo del Rosario María de la Salud
  • Martes
  • 11:00 a 12:00        Rezo del Rosario de la rama de señoras
  • Jueves
  • 16:00                     Misa Comunitaria celebrada por el Padre José Neuenhofer
  • Viernes
  • 10:00                                 Rezo del Rosario voluntariado Rama de señoras, cada primer viernes de mes se celebra la misa.
  • Sábado
  • 07:20                     Reflexión y cantos Madrugadores
  • 09:30 a 10:30        Adoración al Santísimo
  • 15:30 a 17:30        Jornada de juventudes masculina y femenina cada 15 días
  • Domingo
  • 11:30                     Misa dominical

CASA DE RETIROS BETANIA

Schoenstatt en la ciudad de La Paz abre las puertas de Casa Betania a peregrinos, instituciones, parroquias, comunidades religiosas, colegios, grupos de trabajo y empresas que buscan un lugar cercano, tranquilo, acogedor, cómodo y con atención esmerada como centro de formación, meditación, oración, trabajo y acogida a todas las personas que necesiten de un lugar especial y hermoso para realizar retiros, encuentros, conferencias, reuniones, planificaciones, eventos y recepciones de todo tipo.            
Casa Betania se encuentra dentro del Santuario en Achumani. Rodeada de hermosos jardines y bosques, permite la reflexión, convivencia y el esparcimiento de cada persona y grupo que nos visita. Una característica que destaca es la vista impresionante del Santuario que uno puede visitar para tomarse un momento de oración y meditación que le permita conectarse con la intimidad de Dios. El personal dedicado a esta obra de servicio ofrece desayuno, refrigerios, almuerzo, cena y alojamiento para quienes quieran pasar una noche tranquila y llena de paz. 

 

La Biblia hace referencia a Betania como la aldea en la falda oriental del Monte de los Olivos, a unos 2,5 km al este de Jerusalén, en el camino de ésta a Jericó. En Betania vivían Lázaro, Marta y María, a quienes Jesús visitó en varias ocasiones, por ser sus grandes amigos. De allí que tomamos el nombre para nuestra “Casa Betania” en fidelidad a nuestro Carisma Mariano de hospitalidad, acogida a todos y siguiendo el ejemplo de Marta, Maria y Lázaro que con mucho amor recibieron a Jesús en su casa.    

       Contacto Casa Betania:

Celular: +591 75810464

       Teléfono:  ‎(2) 2710112